Toxinas emocionales

Toxinas Emocionales

“Hace un tiempo conocí a una persona maravillosa que vino a mi terapia, un hombre en sus 50, simpático, carismático, a pesar de tener buenos hábitos alimenticios y de vida en general , había desarrollado cáncer de huesos. Después de un largo tratamiento de quimioterapia y radiación había logrado superar la enfermedad. Decidió visitarme para aprender a meditar y balancear sus centros de energía. A lo largo de las terapias de sanación hablamos sobre una niñez tremendamente difícil donde su padre acabó con la vida de su madre y fue preso, por lo que él quedó al cuidado de sus familiares maternos, alejado completamente de sus primos y allegados por parte de su padre. Recuerda haberse sentido muy confundido, solo y desprotegido.

Un tiempo más tarde, la enfermedad arremetió con fuerza y murió rodeado de sus familiares y amigos”

 

Solemos pensar que si una persona abusa del alcohol, desarrolla cirrosis hepática, o si alguien fuma un par cajetillas de cigarro diarias, entonces desarrolla cáncer de pulmón. Nos gusta pensar que una alimentación consciente, evitando drogas y sustancias tóxicas, practicando ejercicios regularmente, manejando el estrés, etc; es suficiente para mantenernos saludables, la respuesta es no. Enfermedades serias surgen sin aparente justificación.

En Ayurveda, la ciencia de la Vida, las enfermedades se manifiestan como consecuencia de una serie de acciones o eventos que muchas veces escapan de nuestra visión o comprensión, estos eventos crean en nosotros emociones difíciles de experimentar por su carga dolorosa. Guardamos esas emociones creando gran toxicidad en nuestra fisiología, permitiendo el desarrollo de enfermedades.

Es por eso que la salud integral  más que una buena actitud ante la vida, es un compromiso que incluye principalmente la meditación porque ayuda a mantener nuestro cuerpo emocional sano liberando la toxicidad. Lidiar con las emociones requiere de práctica y conocimiento. Aqui les escribo una guía práctica para no acumular emociones tóxicas.

  • Identifica las emociones. La mayoría de nosotros hemos experimentado el dolor emocional, comenzando por nuestra niñez, en donde se manifestaron sentimientos de desamor, discriminación, poder limitado, etc, que cargamos de forma inconsciente junto con patrones de comportamiento aprendidos de nuestros cuidadores. Como adultos tendemos a negar estas heridas. Hasta que no reconocemos totalmente el sufrimiento y lo hacemos parte de nuestras vidas, permanecerá como toxina que se acumula. Cuando te encuentres en un estado emocional doloroso, identifica la emoción. “Yo me siento _______”. Puede ser furioso, triste, traicionado,etc. define el sentimiento.
  • Siente la emoción en tu cuerpo. Las emociones son pensamientos relacionados con alguna parte de tu cuerpo. LLeva tu consciencia a esa parte de tu cuerpo, de esa manera ayudarás a disipar el dolor.
  • Toma responsabilidad por lo que estás sintiendo. Una de los aspectos más importantes en el proceso de sanación es entender que todo depende de nuestra interpretación de la experiencia y que siempre tenemos opciones para responder, hacerlo de una forma creativa es siempre nuestra responsabilidad.
  • Deshazte de la emoción a través de algún ritual. Baila, camina, golpea una almohada, date un masaje, practica ejercicios de respiración, cualquier cosa que te ayude a descargar la emoción de una forma saludable.
  • Comparte tu emoción con alguna persona cuando te hayas calmado.

La práctica consciente y regular de estos consejos te ayudará a liberarte de estas toxinas emocionales que te alejan de vivir La Vida que Quieres.